El Club Social Ecuestre Escuela Equitación Turismo Visitas Escolares Colaboradores y Patrocinadores Formación Venta Caballos y Accesorios Doma Clásica Eventos Novedades
El Club Social Ecuestre Escuela Equitación Rutas Ecuestres Visitas Escolares Colaboradores

Formación Online

Caballos y Accesorios Doma Eventos Novedades
   • Aires del caballo

Partimos por el concepto básico, ¿qué entendemos por aire?. En equitación se conoce como aire la actitud que toma el caballo en cada uno de sus movimientos. Son aquellas formas de andar y desplazarse, las cuales en su forma más básica se pueden resumir en paso, trote y galope. Ahora bien, en cuanto a la pauta que sigue este movimiento podemos dividirla en dos partes:

- Naturales, que son los que hacen referencia a aquellos perfeccionados del movimiento que hacen por naturales: paso, trote y galope

- Artificiales, tal como se entiende, son aquellos que se enseñan al animal y que trabajan con el desplazamiento del centro de gravedad según la conveniencia del jinete.

Ahora centrándonos en aquellos aires artificiales, es donde ponemos nuestro punto de atención al referirnos a Aires Clásicos. Desde el siglo XVI en la alta escuela de equitación se comenzó a trabajar con todos aquellos movimientos naturales del caballo, transformándolos y perfeccionándolos para torneos de exhibición.

Estos ejercicios de suelo, que son los que podemos ver en las competiciones de doma, incluyen el paso, el trote y galope en un solo tramo, el apoyo-avance hacia delante y hacia el lado, el piafé, el passage y el paso de costado.

Por otro lado, también tenemos los aires altos, elevados y bajos, dependiendo de cómo se ejecuten (en suelo o cerca de la tierra). Quien categorizó por primera vez todos estos movimientos, fue François Baucher, maestro de equitación del siglo XIX, quien fijó el número de aires que un caballo domado de alta escuela podía realizar, desde ese entonces quedó fijado en 31 movimientos.