El Club Social Ecuestre Escuela Equitación Turismo Visitas Escolares Colaboradores y Patrocinadores Formación Venta Caballos y Accesorios Doma Clásica Eventos Novedades
El Club Social Ecuestre Escuela Equitación Rutas Ecuestres Visitas Escolares Colaboradores

Formación Online

Caballos y Accesorios Doma Eventos Novedades
   • Aires naturales

El caballo tiene tres aires naturales: paso, trote y galope. Llamamos bípedo a la asociación de dos pies.

Se denomina tranco al ciclo de pisadas, desde que apoya un pie hasta que lo vuelve a apoyar. Cada secuencia nos marca un tranco del caballo en cada aire.En la siguiente imagen, se muestran las secuencias de cada aire.

Paso: es el aire más lento, con cuatro tiempos. El caballo en este aire avanza en bípedo diagonal (es decir, avanza a la vez la mano izquierda y el pie dercho, y luego viceversa). Es un aire marchado, pues siempre hay algún pie apoyado en el suelo, y simétrico, porque el movimiento del bípedo diagonal izquierdo se repite de forma idéntica en el bípedo contario.

Trote: aire más rápido que el paso, de dos tiempos, simétrico y saltado (porque en un momento determinado, el caballo queda en suspensión, sin ningún pie apoyado en el suelo). El trote puede ser de trabajo (a buen ritmo), reunido (un aire cadenciado, lento y elevado) o largo (en el que el caballo alcanza la mayor amplitud de tranco; no por ello es el más rápido). Hay dos formas de montar al trote:

Trote sentado: en el cual, mientras el caballo va trotando, el jinete mantiene las nalgas en el asiento, y debe seguir el movimiento del caballo con la cadera.

Trote levantado: mientras el caballo trota, el jinete se va levantando al mismo tiempo que él, en un momento en que el animal le impulsa hacia arriba. Para hacer bien el trote levantado (lo que se llama "trotar a la mano") siempre hay que fijarse en que, cuando el hombre se eleva, coincide con el momento en que el pie exterior del caballo se levanta también.

Galope: es el aire más rápido, pero el caballo se agota antes, no tiene independencia respiratoria. Al apoyar las manos en el piso, está obligado a expulsar el aire y por ello no puede acelerar su frecuencia respiratoria a voluntad. Es el único aire asimétrico (tiene tres tiempos, durante el cuarto se encuentra en el aire). El caballo puede galopar "a mano derecha" o "a mano izquierda". En el galope a la derecha, por ejemplo, el bípedo derecho avanza más que el izquierdo. Galopar a las diferentes manos les permite girar cómoda y equilibradamente al lado (o mano) al que galopan.

¿ QUÉ ES LA TRANSICIÓN?

Cuando cambiamos del paso al trote, o del trote al galope, incluso directamente del paso a galope estamos realizando una transición, de la misma manera que cuando pasamos del galope al trote y del trote al paso.

Éstas deben hacerse con la mayor suavidad posible y con un buen entrenamiento.

No es fácil realizarlas correctamente y sin desequilibrar al caballo.

Se necesita una buena obediencia del caballo a su jinete, una buena preparación y una buena posición de éste sobre su caballo.